Buscar este blog

miércoles, 19 de agosto de 2015

TIEMPO

 

    Los tiempos cambian, las historias se renuevan, nosotros mismos incluso acabamos convirtiéndonos, a veces, en seres irreconocibles, mientras damos respuesta a un tiempo que continuamente nos pide soluciones, nos pide reinventarnos ante las nuevas situaciones en las que nos encontramos. Hay cosas que nunca podremos evitar como que siempre haya alguien que pueda hacer las cosas o decirlas mejores que nosotros mismos, lo que nos lleva a buscar nuevos métodos que nos hagan superarnos mientras viajamos en un tren que, aunque parezca que tiene paradas, no las tiene. La edad cronológica coquetea con la madurez a tal extremo de llevarla casi al filo del abismo, madurar parece inevitable ¿verdad? La manera de hacerlo es la que hace a una persona de otra diferente, pero eso no importa, madures o no el tiempo pasa, segundos, minutos, horas, días, meses y años en los que todo parece igual pero nada más lejos de la realidad, si analizamos, todo es diferente.

    Te reirás de tus anteriores "para siempre" y lo seguirás diciendo, te autoconvencerás de no volver a caer en tu talón de aquiles, pensando ingenuamente que no haciendo nada todo se solucionará, algo totalmente fuera de lugar. El tiempo nos enseña lecciones que no aprendemos en clase, como por ejemplo que la persona que consideras más importante es totalmente prescindible y vulnerable, que cada oportunidad tiene riesgo, elección y es única en su tiempo y espacio, y que nada nos puede salvar de una mala elección.

    El tiempo que tardo en escribir este artículo será el que necesite mañana para dormir, que a su vez se necesita para otra serie de tareas, tareas que deben ser reducidas, aplazadas o canceladas, lo único que no podemos aplazar es el tiempo. Que curioso, que una invención humana pueda ser lo que domine todo el universo existente, que sepamos contarlo, medirlo, administrarlo, programarlo, pero nunca manipularlo. Por tanto, cuando empieza una nueva etapa, el tiempo se encarga de que tu vida cambie y toda tu esencia sea parte de una nueva situación que en muchas ocasiones no tiene nada que ver con la anterior, es el paso a un nuevo tiempo, el principio del fin y la continuación de lo que en un pasado fue futuro y ahora solo es recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario